Etiquetas

lunes, 3 de julio de 2017

Desperta Ferro - "La guerra Franco-Prusiana (II). Bismarck contra la III República"

Allá por diciembre de 2014, Desperta Ferro en su sección de Historia Moderna, publicó un primer número dedicado a la Guerra Franco-Prusiana de 1870-71. Este mes de junio ha presentado la segunda y última entrega dedicada a este conflicto que enfrentó a Francia y Prusia. Si bien, en el anterior número, era Napoleón III quien lideraba Francia, tras su derrota en Sedán y su abdicación, fue la III República quien no solo se enfrentó a las tropas de Bismarck sino que también tuvo que templar las aspiraciones de la izquierda radical, que en forma de la Comuna planteó una severa crisis en aquella Francia derrotada y venida a menos.
Tras la severa derrota en Sedán y con un gran ejército francés asediado en Metz, que además posteriormente se rendirá a los prusianos, París quedaba a merced del ejército de Birmarck. Sin embargo gracias a la rápida intervención de una serie de políticos republicanos, entre los que cabe destacar a Gambetta, la nueva III República no consideró rendirse tan fácilmente. En el primer artículo, se plantea al lector las fases por las que el nuevo gobierno ingenió su estrategia basándose en la defensa de París y la creación de nuevos ejércitos con los que enfrentarse al enemigo. Si bien la preparación de estos era bastante deficiente, Francia no se iba a rendir inmediatamente. En tres artículos alternativos, Desperta Ferro, presenta los tres frentes en los que los generales franceses intentarían detener y evitar su derrota, por otro lado inevitable. Uno, el principal, situado en la zona del Loira y planteado como la alternativa para socorrer París. Un segundo en la propia capital y un tercero en el sureste. Todos estos frentes terminaron en derrotas. París abría sus puertas a los prusianos y el kaiser Guillermo inauguraba su Imperio en las salas de Versalles.
En otro artículo, se estudia la organización militar de un ejército francés necesitado de tropas y voluntarios, limitado en su organización por dos divergentes razones. En primer lugar la inexperiencia y falta de preparación de unos soldados bisoños y mal equipados, sobre todo tras la rendición de Metz. Por otro lado, el peligro del radicalismo y la independencia de algunas tropas con respecto a la jerarquía organizada por el mando de la República, forzaron a controlar más estrechamente y reducir los efectivos. Más adelante, otro artículo, se adentra en la formación de los francs-tireurs y la guerra de represalias y guerrilla a lo largo de la Francia ocupada. La población civil de pueblos y aldeas no pasó desapercibida para las tropas prusianas, sobre todo ante la presencia de este nuevo ejército de tiradores que actuaba en retaguardia de una manera libre y difícil de controlar. Tan interesante resulta el estudio de la Comuna de París y el levantamiento de la izquierda obrera en la capital. Su organización planteó ciertas bases revolucionarias para su época, como el voto, la posición de la mujer, el cooperativismo y el reparto del trabajo. Prusia no tuvo ninguna duda en liberar a ejército francés republicano, ya derrotado, para sofocar una rebelión tan peligrosa para unos como para otros.
Para terminar un indispensable e importantísimo artículo dedicado a la recuperación de Francia tras su derrota. Tanto la política colonial del último cuarto de siglo, como la tendencia a buscar nuevas alianzas con Rusia como con Inglaterra, basándose, sobre todo, en su capacidad económica, además de dotar de crédito a sus aliados en potencia, así como la realización de una reforma en el ejército y la educación, hicieron que un país que en su mente no olvidada el concepto de revancha y trabajaba por renacer, lograra una posición de preeminencia a nivel nos solo europeo sino global. Solo por apuntar un detalle, dudo de que la revancha fuera un concepto tan secundario en el imaginario francés, tal como remarca el articulista.  Gran colofón para un gran número inical que complementa a la perfección aquel número de diciembre de 2014.



No hay comentarios:

Publicar un comentario