Etiquetas

martes, 19 de septiembre de 2017

Viuda Negra - "No más secretos" - 100% Marvel HC - Tomo 2

Segunda y última entrega de la serie dedicada a la Viuda Negra y completada por  el equipo de creativos formado por Mark Waid, Chris Samnee y Matt Wilson. En este tomo, se continua y pone fin a las aventuras de Natasha, en su enfrentamiento al pasado en el que sirvió en las filas de la URSS y la Cámara Roja en la que fue entrenada como asesina. Ahora y tras descubrir que aquella Sala ha renacido con el sobrenombre de Sala Oscura y se dedica, bajo el mando de la Directora y su protegida la Reclusa, a entrenar a jóvenes niñas asesinas en potencia, la Viuda Negra debe defender a la humanidad de su destrucción, actuando en las sombras e incluso a espaldas de S.H.I.E.L.D. Para ello contará con la inestimable ayuda del Soldado de Invierno, descubriéndose una relación más amistosa de lo que preveíamos en un principio. En definitiva, una historia donde los fantasmas del pasado, se vuelven a reencontrar para situar a la Viuda en una de esas situaciones tan complicadas a las que esta acostumbrada, en su largo periplo profesional.
Samnee termina entrecruzando una serie de tramas, todas con origen en el pasado más infantil de la que en aquella época era una asesina desalmada bajo el mando del bloque soviético. Su lucha comienza por borrar los ecos de aquellos años, para converger en el renacimiento de una de las organizaciones más oscuras y malvadas del comunismo más beligerante y asesino. Los hechos pasados tienen consecuencias y en su mano estará evitar que otras niñas pasen por las experiencias por las que pasó ella formando parte de la Cámara Roja y sus misiones.
Como en la anterior entrega, el guion juega con los amargos recuerdos del pasado y con la lucha de la Viuda por salvar a la humanidad de una debacle. La acción aparece de forma importante en la lucha de Natasha por evitar una debacle que lleve a la humanidad a desaparecer. Sus peleas con Reclusa muestran, gracias al dibujo de Waid, grandes y explosivas composiciones que, con la incorporación de la coloración en rojos y negros de Wilson, crean el mejor escenario ilustrativo para mostrar la aventura a la que nos enfrenta el actual equipo creativo. Su trabajo a nivel de guion, ha demostrado agilidad y hasta algo de nostalgia por el pasado y, junto a la parte artística, esta serie de doce número presentados en dos tomos, conforma lo que hasta ahora Samnee y Waid, nos habían ofrecido, es decir sincronización, mucha acción y buen feeling a la hora de crear, dirigir y cerrar historias.

lunes, 18 de septiembre de 2017

"Un siglo decisivo" - Michael Scott

Michael Scott, miembro del departamento de Historia Antigua del Darwin College de Cambridge, se adentra con este ensayo, en el análisis de un siglo que abarca entre el declive de Atenas tras su derrota frente a Esparta en el año 404 a.C., hasta los años posteriores al 313 a.C, año de la muerte de Alejandro el Magno. Atrás quedan los tiempos míticos y gloriosos de la Grecia Clásica del siglo V en los que se desarrollaron la Guerra Médica y las Guerras del Peloponeso. Sin embargo, los cien años en los que se sumerge el autor, sobre todo, los primeros setenta previos a la proclamación de Alejandro como rey de Alejandría, completan un periodo en el que, salvando algunos momentos y batallas de cierta importancia, no se había ahondado ni sumergido a nivel académico ni divulgativo lo suficiente, en tanto en cuanto, muchos de los hechos sucedidos tanto en Grecia como en Sicilia o Asia Menor, merecían cierto estudio y reconocimiento.

Scott, partiendo casi siempre de la posición de una Atenas vencida pero no desaparecida y una Esparta victoriosa y omnipresente pero con cierta falta de visión, presenta al lector, con una prosa ágil y llana, los vaivenes de poder, las alianzas, derrotas y victorias acaecidas en este periodo de tiempo. Atenas se levanta pronto de su derrota, restaurando la democracia en su polis a pesar de la sombra siempre alargada de Esparta, cuyo desarrollo se complica en la historia, sobre todo por su endeble estructura social, con la que debe soportar su gran poderío militar. Mientras y, a pesar de sus guerras intestinas y cambios en el poder, Persia sigue pesando y arbitrando mucho en las decisiones y conflictos de Grecia. Y en tierras lejanas, en Sicilia, la dinastía de Dionisio I y II, se enfrenta a Cartago y no dejan de sentir la influencia de las colonias griegas y el paso por Siracusa de Platón.

Sin embargo, nuevos actores harán acto de presencia en la política y desarrollo de Grecia. Primero y con gran preminencia, Beocia, representada por Tebas y sus generales Pelópidas y Epaminondas, pondrán en jaque las alianzas y el poder de las polis Atenas y Esparta. Las alianzas pueden cambiar, pero durante casi veinticinco años, Tebas impondrá su presencia imperturbable. Ante esto Atenas toma una actitud oportunista en afán de subsistir económicamente a los cambios de poder, mientras Esparta se acerca a un precipicio insondable frente al levantamiento de Mesenia y los Ilotas. Increíblemente ambas ciudades en más de una ocasión plantean aliarse frente a terceros.

Es a partir del 369 cuando un nuevo árbitro hace acto de presencia. Filipo de Macedonia comienza a implantar su personalidad en la historia. Reformador militar revolucionario, hombre capaz de convertir un territorio casi salvaje en una nueva potencia, comienza a participar en la política de Tesalia, chocando de frente con la hasta entonces intocable Tebas, apoyada de una siempre oportunista Atenas. Los conflictos se expanden a la costa norte del Egeo, mientras las alianzas siguen mutando, desarrollando un frentismo en Atenas en contra del Macedonio, de la mano de Demóstenes, auténtico protagonista de esta parte del libro. Finalmente, Filipo se impone a tebanos y atenienses gracias a su victoria en Queronea. El siguiente paso, invadir Persia, pero esto será realizado por Alejandro, hijo de Filipo y coronado tras la muerte de su padre en el 335 a.C.

A partir de aquí, todo, más o menos, suena al lector. La capacidad del Macedonio por conquistar toda Persia y llegar a India. La preocupación en retaguardia frente al levantamiento de una Atenas siempre expectante mantendrá viva la llama en Grecia. Alejandro logrará un sueño imposible, pero morirá joven, en el 313 a.C y a partir de ese momento el imperio se desintegra y se divide entre sus propios generales. Con la muerte de Demóstenes el libro da por terminada una etapa tan gloriosa y conflictiva que no podía quedar en lo más profundo de la memoria. El autor ha caminado a través de grandes personajes, además de los mencionados, como Isócrates, Jenofonte, Lisandro, Argelisao, Aristóteles,  Artajerjes o Darío. Nos ha dado a conocer las diferentes ligas y confederaciones que se formaron alrededor de Atenas, Esparta, Tebas o Macedonia. Ha analizado la presencia imperturbable y casi eterna de Delfos y Olimpia, semillero de algunos de los conflictos más graves del siglo. Y todo ello lo ha narrado con un estilo claro, casi divulgativo y sobre todo muy entretenido. La épica, las traiciones y alianzas, así como la presencia de grandes egos y complejas estructuras sociales y políticas, colman esta centuria enclavada en la antigua Grecia, perfectamente plasmada en este fabuloso y muy recomendable ensayo.

jueves, 14 de septiembre de 2017

"La niebla y la doncella"

El guionista y ahora director Andrés M. Koppel acaba de trasladar a la pantalla una de las novelas de suspense escritas por Lorenzo Silva y protagonizadas por los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro. En este caso, ambos agentes se trasladan a La Gomera para reabrir la investigación del asesinato de un joven de la isla, ocurrido tres años antes. En aquella ocasión, a pesar de existir un sospechoso de aquel delito, tras el juicio quedó en libertad y fue declarado no culpable. Da la casualidad que la investigación contó con la participación de la cabo Andrada, una compañera de academia de la agente Chamorro, con quien contarán para desenvolverse por la isla y reanudar la investigación del caso. Sin embargo, diferentes pistas desconciertan a los investigadores, además del mutismo general que existe sobre el asunto entre los pobladores de La Gomera. 
Ante todo debo avisar que no he leído ninguno de los libros de Silva protagonizados por Bevilacqua y Chamorro, con lo que desconozco si las tramas y detalles de la novela casan con lo que se ha plasmado en la pantalla. Por lo menos debo apuntar como positivo el apoyo y seguimiento en el proceso de la producción por el propio escritor, lo que en cierta manera, respalda la labor del director a la hora de elaborar la película. Por ello simplemente me puedo pronunciar por lo que he visto en el cine, al respecto de la forma y fondo del film. Y de primeras debo decir que la forma, la atmósfera de la isla, la puesta en escena en un ambiente casi claustrofóbico y lleno de matices, me ha gustado. El ritmo es correcto, planteando al espectador las diferentes pistas con cuenta gotas y conforme las van descubriendo los agentes. Por otro lado, la elección de los actores la veo acertada. Quim Gutiérrez es un seguro. Su naturalidad a la ahora de actuar es algo ya demostrado en anteriores ocasiones y en el papel del sargento Bevilacqua, ahonda bien en pantalla como un detective seguro de si mismo, observador y de rápida respuesta. Sin duda lo mejor de la película. Respecto a Chamorro, interpretado por Aura Garrido, su presencia queda un poco en segundo plano, plasmando un trabajo serio y justo en pantalla. Verónica Echegui, encarna bien a Ruth Andrada, la guapa y misteriosa guardia civil compañera de la academia de Chamorro, en un papel más complejo y lleno de aristas. Para terminar el siempre convincente Roberto Álamo se encarga de personificar al teniente al mando en la isla. Un buen elenco, bastante equilibrado que salva bien la papeleta.
Respecto a la trama de esta película de suspense, en su desarrollo, acierta de pleno, con un guión muy cuidado, no exento de trampas, minuciosamente colocadas para engañar a los protagonistas y también al espectador, con las que el director juega marcando un ritmo acertado y sosegado. Sin embargo, al final del metraje, en plena resolución del caso, todo se precipita con demasiada velocidad, llevando a equívoco al espectador al respecto de las culpabilidades e implicaciones, enmarañando un tanto la película. No se si era intención del director no presentar al espectador un desenlace quizás más claro y diáfano. Si lo hizo aposta, dio en el blanco, pero si no fue así, este final tan embarullado no hace más que ensombrecer un ápice lo que en definitiva me resultó un film con una producción muy seria y una presentación acertada. Lo que si que tengo muy claro es que más tarde o más temprano leeré los libros de la serie de Lorenzo Silva protagonizados por Bevilacqua y Chamorro... Me han caído bien los personajes oigan... 



martes, 12 de septiembre de 2017

"Juego de Tronos" - Temporada 7

Séptima temporada y siete capítulos. Casualidad o no, esta penúltima entrega de la serie ha unido a su capacidad de reducirse en metraje, el logro de mostrar al público siete auténticas joyas de entretenimiento, épica y diversión. Si en temporadas anteriores había cierta irregularidad en los capítulos estrenados en cada temporada, en la que recientemente ha acabado no ha sucedido esto. Bien es verdad que ahora es cuando estamos recogiendo lo que se ha sembrado en las temporadas anteriores. Y me explico. 
A lo largo de seis temporadas, los creadores de la serie han ido construyendo el complejo ensamblaje dinástico y digamos, histórico, de las diferentes familias del universo de Juego de Tronos. Sus relaciones han viajado de norte a sur y de este a oeste, entrecruzando personajes, vivencias y enfrentamientos. Es lógico el desarrollo, algunas veces más lento de los deseable, que ha tenido la serie, a lo largo de aproximadamente sesenta capítulos. Es en esta temporada, donde todo el trabajo realizado hasta ahora ha tomado forma. Algunos se han quedado por el camino, otros perecerán, pero los que han llegado hasta aquí, son los que son y en sus manos queda el desarrollo de esta penúltima temporada de reencuentros, batallas, alianzas y en definitiva, el preámbulo a la séptima y última entrega. 
Por un lado, Jon Nieve, como Señor en el Norte, debe tomar la iniciativa y mostrar al resto de los reinos, el devenir de las huestes del ejército de los Caminantes Blancos. Mientras, Daenerys Targaryen de la mano de su consejero Tyrion Lannister, lanza sus dragones contra los Lannister para demostrar su poder. Las alianzas de unos y otros van debatiéndose capítulo a capítulo, entre victorias y derrotas, sin descanso. La reunión en Hivernalia de Sansa, Arya y Bran Stark, protagoniza la trama más misteriosa y menos belicosa de la temporada, pero que marca con claridad el posicionamiento de los integrantes de la familia en el norte. La lealtad llama a la unión, mientras Bran sorprende con sus revelaciones, claves para conocer el devenir de la familia y el Trono de Hierro. Ante todo y sobre todo, esta temporada encauza la que será la reunión del siglo en el último capítulo. Los reinos se reúnen para intentar llegar a una suspensión de las hostilidades y aliarse contra el ejército de los Caminantes. Jon Nieve y Daenerys se enfrentan a la cerrazón de Cersei, quien a pesar de descubrir gracias a su hermano Jaime, quién mató a su hijo Joffrey, no busca otra cosa que venganza e imponerse frente a sus enemigos. La negociación será dura y llena de engaños. 
Estas son las tramas principales de una temporada pletórica en acción y plena en batallas, emoción y épica. Los dragones ya han intervenido en la guerra y lo que parecía ser un factor en beneficio de la alianza, se convertirá en un arma para el enemigo. Paralelamente, se siguen desarrollando pequeñas tramas, donde personajes secundarios, también se vuelven a encontrar. Sus caminos se cruzaron en distintas circunstancias y como pasa con los personajes principales, unos y otros deben dirimir sus enemistades y amistades, dirigiendo sus pasos hacia un destino que todavía se muestra esquivo a la espera de la definitiva y última temporada. A pesar de algunas críticas relacionadas al factor tiempo/espacio en los viajes de los personajes de esta temporada, opino que esta aceleración en la acción y la reducción de capítulos ha mejorado la presencia, el ritmo y sobre todo, el interés por la serie. Y sin perder la esencia de los ya clásicos profundos diálogos y un guión con algunas sorpresa.

lunes, 11 de septiembre de 2017

"El Lector" - Bernhard Schlink

Me enfrenté a esta novela con la conciencia de que está bien considerada por los lectores que la han abordado anteriormente y con el recuerdo negativo de su versión fílmica estrenada hace unos años. Una vez en mis manos, decido aprovechar un sábado pleno de tiempo para leer, afrontarla con el espíritu de terminarla en un solo día y sin apenas interrupciones, asumiendo que su extensión apenas llega a las doscientas páginas. 

Esta novela corta consta de tres partes bien diferenciadas. La historia comienza de la manera más simple. El joven protagonista de quince años, tiene un encuentro accidentado con una mujer madura de treinta y tantos. El encuentro fortuito, deja un sello indeleble en el protagonista, quien no puede evitar volver a cruzarse en la vida de la mujer que le atendió y a quien conoció tras aquel incidente. Entre ambos surge un relación, en la que ambos cumplen distintas funciones e intereses comunes, afines pero extrapolables a la edad y mentalidad de cada uno... y por tanto algo divergentes. La relación camina a lo largo de unos meses. Lo sexual y erótico se intercambia por lecturas y audiciones de creaciones de grandes autores de la literatura. Tras mantener la relación con ciertos altibajos, la mujer desaparece. Años después, el joven, ya estudiante de derecho, se encuentra con su ex amante como acusada en un juicio referido al pasado no tan lejano de la historia de Alemania. Un secreto que discurría en la relación de ambos protagonistas,  sobrevuela el presente y futuro de ella, entre culpabilidad, secreto, incomprensión y vergüenza.

Bernhard Schilnk es jurista de profesión y profesor de Historia del Derecho. El protagonista de la novela es en cierta manera un reflejo del escritor en la novela. El hecho de que la novela se desarrolle unos años después del fin de la 2ªGM, compagina la edad de ambos con la realidad. Además el tratamiento en la segunda parte de la novela a nivel, digámoslo así, legal o paralelo al derecho, no solo por el desarrollo del juicio, sino también por la herencia de un pasado que los alemanes optaban por esconder unos, o por acusar otros, lo relaciona directamente con los años 60 y 70, especialmente complejo para la juventud y sobre todo para la justicia alemana. Los ecos del pasado pugnaban por cierto resurgir de lo alemán en un país no solo dividido, sino estigmatizado por la época del III Reich.

Sin embargo, la novela en su primera parte nos desgrana con profundo sentimiento y advocación la relación amatoria y de simbiosis de los dos protagonistas. El profundo avanzar en el descubrimiento del amor y del sexo por parte del joven quinceañero,  transcurre entre lecturas inevitables previas al acto de amor y cómplice. El mundo recóndito y sugerente de la mujer madura, no solo engloba y llena el interior del joven, sino que éste avanza en su vida con la madurez ganada en el juego amatorio. Mientras, ella vive con un pasado que no la abandona y en un secreto inconfesable, presentándola como una mujer misteriosa. La capacidad del escritor de contar esta hermosa relación se plasma en una literatura plena de descripciones y, sobre todo, de un crecer en la vida del chaval, para el que esa relación casi resulta plena. Hay, por ejemplo, un largo párrafo, impecable y sugerente en su redacción, en el que se describe los olores que el muchacho descubre en su amante, rincón a rincón... en un recuerdo hermoso de aquella felíz y corta aventura de juventud. Una maravilla.

Como he dicho antes, la segunda parte de la novela entronca con el reencuentro de ambos en el juicio, al que el joven acude como estudiante de derecho, y la mujer se sienta en la silla de acusados. Sin embargo esta situación pasa de implicar a ambos, para trascender a la propia Alemania. da la impresión de que el autor pretende posicionar a la generación posterior al nacismo frente al pasado del país. Surgen preguntas vitales alrededor del desconocimiento del alemán de calle, del civil sobre las barbaridades realizadas por los nazis. ¿Se miró hacia otro lado? ¿Se puede o debe culpabilizar al que obedecía las órdenes? ¿Hay excusas a lo que sucedió en aquella sociedad? ¿Cómo debe enfrentarse las nuevas generaciones a un pasado tan real como terrible? ¿Cómo juzgar un pasado al que pertenecen sus padres y abuelos?... Creo que a lo largo del juicio y mientras el protagonista lucha con su conciencia sobre cómo actuar, el autor se plantea mucho más de lo que a primera vista parece que engloba la novela. Algunas de las respuestas se pueden vislumbrar en su epílogo. Lo que está claro es el paralelismo que existe entre la protagonista y la nación alemana... Su orgullo, su culpabilidad y de alguna manera, su afán de renovación vital, sobrevuelan paralelamente el relato de Schlink, como si de un solo ente se tratara.

Es curioso lo que puede dar de sí una novela de apenas doscientas páginas, como lo hace "El Lector". Engloba una historia de amor compleja, llena de descubrimientos y sentimiento, para después profundizar en el recuerdo de esta relación, paralelamente impregnada de la sombra del pasado y de los secretos que lleva asidos a su historia, no solo personal, sino de la propia Alemania y de sus reacciones ante el nazismo. De una literatura cercana al lirismo en su primera parte, Schlink es capaz en su segunda parte, de pasar a diseccionar un país. Pero siempre, en todo el conjunto de la obra, alcanzando el corazón del lector, que termina vencido por su prosa y por su presentación formal y literaria.

viernes, 8 de septiembre de 2017

La foto del viernes - Place du Petit Sablon - Bruselas

Bruselas
Place du Petit Sablon
Plaza del centro de Bruselas donde se homenajea a los distintos gremios históricos y medievales por medio de 48 estatuas de bronce colocadas a lo largo de toda la plaza. Además en su centro, también  encontraremos un monumento dedicado a los condes de Egmont y Hornes, ambos católicos, quienes encabezaron y fueron ejecutados por orden del Duque de Alba, por organizar una revuelta contra los españoles en el siglo XVI por causa de la implantación de la inquisición. 

jueves, 7 de septiembre de 2017

"Paletos Cabrones" - Tomo 3

Tercer tomo de la serie y definitivamente  nos encontramos con una de las publicaciones de la temporada, como pronosticaba al reseñar el primer tomo. Esta historia se desarrolla en un pueblo sureño llamado Craw County, donde el espíritu futbol americano gobierna de la mano del entrenador Euless Boss, el día a día de una población en la que nadie se enorgullece de su pasado y cuyo único objetivo, es ganar partidos y campeonatos, además mantener el pueblo bajo su mano de hierro. Sin embargo, la llegada en el primer tomo, de Earl Tubb, desequilibrará la endeble paz del pueblo, haciendo emerger nuevos sentimientos, viejos recuerdos y tensiones pasadas.
 
En este tomo, los creadores continúan presentando nuevas líneas dramáticas, desarrollando la personalidad de los protagonistas y presentando nuevos personajes, en lo que parece ser, nos ofrecerá una gran maraña de tramas. Cada una de las grapas que lo completan presentan una pequeña historia. El pasado del sheriff, las pesadillas de un joven en coma, la extraña aparición de un cazador miembro de una congregación cristiana asentada en los pantanos, un duro partido de fútbol americano y, por fin, la anunciada presencia de la hija marine de Euless. Muchos esperábamos que ella protagonizara este tomo y sin embargo, los autores han preferido hacerse de rogar y ampliar el universo complejo y oscuro de Craw County, para hacerla aparecer en el último capítulo, a su llegada al pueblo. Amenaza tormenta, qué digo, amenaza el infierno. 
Gran trabajo del guionista Jason Aaron, plasmando un guión rotundo como siempre y lleno de aristas y rincones oscuros, con los que juega a construir una gran y compleja historia en aquel submundo situado en la profundidad del sur norteamericano. Por su lado y, para no variar, el potente y muy efectivo dibujo de Latour, con el que desplega un sin número de expresividad, agresividad y carácter en sus líneas y encuadres. En definitiva, vamos el buen camino que muchos esperábamos. Una historia que deja sin resuello al lector y que sin duda, nos presentará nuevas sorpresas y sensaciones. Yo sigo atrapado y además sin remedio. La serie del momento como pasó hace años con Scalped.


martes, 5 de septiembre de 2017

"Que Dios nos perdone"

Una de las buenas películas españolas del año 2016, este thriller nos traslada a Madrid en 2011, coincidiendo con la visita del Papa Benedicto a España. Durante la investigación de la muerte de una anciana en un piso del centro de la capital, los detectives Alfaro y Belarde, iran descubriendo que quizás este asesinato no sea el primero perpetrado en aquellas circunstancias, ni tal vez el último. Conforme avanzan en sus indagaciones irán encontrando similitudes entre distintas muertes de ancianas solitarias en el corazón de Madrid, mientras sus relaciones personales y profesionales, sufren las consecuencias de unas personalidades no especialmente normales.
Precisamente, uno de los detalles que más me ha fascinado de este film, dirigido por Rodrigo Sorogoyen es como la compleja y nada fácil personalidad de los dos protagonistas, no enturbia su profesional y metódica manera de investigar y enfrentarse a los homicidios a los que se enfrentan. Por un lado Alfaro, interpretado por un muy físico Roberto Álamo, tiene un carácter violento y es especialmente conflictivo  con sus compañeros de comisaría. Además, su relación con una mujer separada y con una hija adolescente no le ayuda a templar su fuerte y destructiva personalidad al llegar a casa. Por otro lado, Velarde, encarnado por el siempre sólido Antonio de la Torre, no solo es un solitario personaje que sufre una notoria tartamudez y un especial instinto policial, sino que además tiene problemas para relacionarse con el sexo femenino, debido a su timidez y cierta personalidad con un trasfondo algo oscuro. Sin embargo, ambos son capaces de ensamblar sus recursos en la investigación, logrando formar un equipo altamente compenetrado pero, también lejos de mantener una relación de amistad fuera del trabajo. Realmente, el director a acertado a la perfección en como sacar lo mejor de ambos actores y representarlo de manera creíble en la pantalla. 
Respecto al caso en sí, el guión logra mantener el suspense a lo largo de toda la película, enfrentando a los detectives a un interesante y truculento caso. Su ritmo es impecable y la manera en que gota a gota se presentan las pistas para investigar el caso, no tiene nada que envidiar a los buenos thrillers norteamericanos. Incluso cuando parece que la película podría perder interés en un momento en el que parece destaparse y adelantarse su resolución, consigue mantener la atención del espectador de manera solvente. El director emplaza al espectador ante la dureza y crudeza de algunas escenas, con cierta frialdad, acercándonos a la piel de los policías conforme se descubren las circunstancias de los asesinatos. Sin embargo, sus problemas personales corren paralelos a la investigación marcando la realidad subjetiva y vital del día a día. 
Por lo demás, la fotografía y el montaje funcionan bien y están muy cuidados, así como una casi desapercibida banda sonora, que imprime con sutileza y gusto, un ritmo que acompaña muy bien al suspense de muchas de las escenas. En definitiva, una buena película que, en la senda del género del thriller, sigue el rumbo del buen hacer que se lleva planteando en el cine español desde hace unos años.


lunes, 4 de septiembre de 2017

"La Isla de las Sombras" - Juan Luis Gomar Hoyos

En plena Guerra del Peloponeso, Atenas vive un momento de gravedad estratégica frente a Esparta. Mientras algunos atenienses buscan expandir la larga sombra ateniense por occidente, allende el Mediterráneo, otros proponen llevar la guerra a territorio enemigo, situando un puesto avanzado en algún lugar de la costa, en territorio espartano. Las circunstancias harán que ambas apuestas se alíen en una misma misión, que si bien parecía que iba a ser protagonizada por una gran expedición de ayuda a una ciudad aliada, cierta pequeña isla en la costa de Mesenia, centrará uno de los episodios más sangrientos y épicos de la guerra. Su nombre, Isla Esfacteria; lugar, Bahía de Pilos. Gloria, piedad, honor, crueldad, sangre y fuego, protagonizarán el enfrentamiento a muerte entre ambos pueblos. La victoria pertenecerá a un solo bando, pero la gloria será igualmente compartida por unos y otros, para mayor honra de algunos, pero también para mayor deshonra de otros.

Juan Luis Gomar reconoció en la presentación del libro, realizada en el último encuentro hislibreño celebrado en Madrid la pasada primavera, que tenía el esquema y la estructura de su novela guardada en un cajón de su casa desde hace años. Al ganar el concurso de relatos de Hislibris del año anterior y buscar un argumento para el libro que la editorial Evohé le iba a publicar, no dudó en recuperar el manuscrito. Según comentó, hace años, leyendo a los clásicos, le llamó la atención la batalla que tuvo lugar en la Bahía de Pilos y en la Isla Esfacteria. En aquella ocasión, cuando la flota ateniense divisó aquel lugar de la costa en territorio espartano, decidió situar y fortificar un peñasco solitario con un pequeño contingente de hoplitas con el que provocar la insurrección de los mesenios en contra de los Esparta. Mientras la flota se dirigía al norte, los espartanos bajo el  mando del rey Agis afrontaron el asedio de este pequeño pero bien defendido fuerte, en lo alto de la Bahía de Pilos. La flota espartana hizo acto de presencia planteando muchas dificultades a los atenienses. Sin embargo y a merced de una de esas circunstancias que cambiaron la suerte de una batalla, los atenienses toman la iniciativa, derrotan a la flota enemiga, iniciando el asedio de la Isla Esfacteria en la que cuatrocientos hoplitas espartanos se deberán enfrentar a su adversidad, afrontando morir por honor en una situación en franca inferioridad.

El autor, en apenas trescientas páginas, plantea al lector los días, las batallas, las asambleas, los discursos y encuentros que atenienses y espartanos, compartieron y batallaron, en una lucha casi épica. Su manera de contar nos arrastra irremediablemente al frente del choque de escudos y al enfrentamiento entre los hoplitas de ambas partes. Encontramos grandes choques entre las flotas de ambas polis, intentos de superar las murallas defendidas por unos y pequeñas batallas al pie de las playas, en las que una fina línea de escudos y lanzas enfrentan a unos pocos contra unos muchos. Sin embargo, este libro demuestra lo fácil que es que las tornas y suertes de una guerra, cambien a favor de uno y otro de los contendientes, como sucede cuando el más pequeño cambio de la más mísera circunstancia, decide la batalla en apenas un lapso de tiempo. El autor se mancha y se acerca a la arena de las playas, o a lo alto del muro erizado de lanzas, o a bordo de las naves dispuestas a destrozar a su contrario, con una franca realidad de la dureza, suciedad y cercanía a la muerte en batalla. Y lo describe con una redacción directa, pero respetuosa con los clásicos griegos, con una manera de entender y trasladar un periodo de tensión no solo militar, sino también diplomática y estratégica en la antigua Grecia. Y además lo hace con gran elegancia y efectividad. El lector es capaz de situarse no solo en las circunstancias de una guerra, sino también en la realidad política de dos enemigos, en los que el sentimiento de honor y  venganza, buscan un equilibrio en el que el soldado a pie pagará con sus sangre, sudor y lágrimas, los deseos y designios de sus líderes.

Sin lugar a dudas, espero que Juan Luis tenga más manuscritos como este escondidos en los cajones de su casa, por que sin duda alguna, tenemos entre nosotros un fantástico novelista y espero que no ceje en contarnos historias, plenas de sentimiento, gloria, honor y alma...

viernes, 1 de septiembre de 2017

La foto del viernes - Mérida - Acueducto romano

Mérida 
Acueducto romano
Quizás uno de los monumentos menos conocidos de Mérida, este acueducto se encuentra a las afueras de la ciudad, algo alejado del itinerario más turístico de la antigua Augusta Emérita. También llamado acueducto de los Milagros, fue construido a principios del siglo I d.C.

jueves, 31 de agosto de 2017

Desperta Ferro - "La Rebelión Jacobita"

1745-1746. Elementos jacobitas en Escocia bajo el mando del príncipe Carlos Eduardo Estuardo se rebelan contra la casa Hannover del rey Jorge II. Este levantamiento, contado incontables veces de manera romántica, tanto literariamente como cinematográficamente, puso en jaque a las tropas gubernamentales inglesas, hasta la derrota definitiva del Estuardo y los clanes en Culloden en abril de 1746. De todo esto y mucho más, trata este interesante número de agosto de Desperta Ferro, en su sección de Historia Moderna que hoy reseño. 
Para entender las causas y el proceso que llevó a las Islas Británicas a una guerra civil, es indispensable pasar por el primer artículo de este número. En él se explica el proceso dinástico que llevó a los Hannover a suceder en la corona a los Estuardo. Esto conllevó implícito grandes cambios y marcó grandes diferencias entre unos contendientes y otros. El matrimonio que pretendió, en su momento, afianzar en el trono la dinastía de Jacobo II, provocó no solo el cambio del inquilino dinástico en la corona, sino también una guerra confesional, marcada por asuntos administrativos y de derechos nobiliarios en Escocia, que llevaron a Gran Bretaña, ya sea por mero sentimentalismo o por asuntos más graves en el gobierno en Londres y en lo que a su parlamento se refiere, a una guerra en la que con ayuda extrajera, los Estuardo pretendieron recuperar su trono perdido.  
Una vez situados en la época, algo no especialmente sencillo debido a los matrimonios y vericuetos en ambas casas dinásticas, nos adentramos en la explicación de las campañas militares de 1745-1746, en las que los jacobitas lograron importantes victorias, pero también pírricas, que provocaron que se acercaran a poco más de cien kilómetros de Londres. Sin embargo, afrontando el poco apoyo logrado en tierras inglesas, el pretendiente decidió retirarse de nuevo al norte, dando tiempo a los generales de Jorge II a recuperarse y, en una dura campaña de invierno, derrotarlos en Culloden. Poco más adelante, en un artículo propio, se explican los factores que llevaron a los escoceses a la derrota en una detallada explicación de la batalla. En otro artículo en el que se desarrolla el carácter y organización del ejército escocés del príncipe Carlos, se pretende desterrar la idea de que los jacobitas eran un mero ejército de clanes desorganizados y desmelenados escoceses. Su organización era militarmente semejante a sus homólogos europeos y su armamento, gracias a la ayuda francesa y española, moderno y competitivo frente al enemigo. Precisamente resulta muy interesante el artículo dedicado a la ayuda de algunas potencias extranjeras a la rebelión, sobre todo en lo referido a armamento y finanzas. En un plano algo más subjetivo y menos organizativo, otro artículo explica la psicología y los sentimientos de las tropas inglesas bajo el mando de Cumberland, a la hora de enfrentarse, en pleno invierno y en unas tierras tan duras, a los que muchos de ellos consideraban unos salvajes montañeses, así como el peculiar papel de las milicias en las operaciones militares. Para terminar, este número, nos plantea dos últimos artículos. Primero un viaje arqueológico al campo de batalla, y por otro lado, otro sobre la represión, no tan sangrienta como se pretendió dar a conocer desde el bando derrotado, que ejerció Cumberland y sus tropas en las Highlands a los derrotados escoceses y sus tierras...

 
Muy interesante número en el que se desmitifica una época y nos enfrenta con la realidad de una rebelión que resultó más grave y sangrienta de lo que la historia inglesa ha querido contar, acercándonos a un periodo especialmente divulgado en literatura, música y cine... Goloso número.


martes, 29 de agosto de 2017

"House of Cards" - Temporada 5



La nueva alianza de Francis y Claire Underwood en su carrera por logran la Presidencia de los EEUU en unas elecciones, les enfrentará en esta 5ª temporada a nuevos retos, tanto a nivel personal como a nivel político.
En una primera parte de la temporada, su pulso con la joven pareja del bando Republicano pretendientes a la presidencia, les hará jugar con ciertos trucos, posibles en la administración norteamericana, aprovechando la crisis del terrorismo islamista y la guerra en Siria. Es interesante vislumbrar las posibilidades que muestra la democracia y la representación de los Estados y las Cámaras en ciertas situaciones problemáticas mostradas ante un resultado poco definido en unas elecciones presidenciales. Los juegos de poder y movilización de las distintas administraciones muestran las distintas opciones, cada una de ellas más complejas, a la hora de solventar la situación, que en cierta manera recuerdan aquellas elecciones que ganó Bush hijo por la mínima y con conflicto incluido. Pero además, a posteriori y cuando la fuerza de una Comisión Especial del Congreso o Senado, no recuerdo, paraliza los poderes del elegido, otras ramificaciones soterradas y sibilinas, hacen aparición bajo el influjo y la ambición de uno u otro componente de la pareja presidencial. Conspiraciones, manipulación de la información, el poder invencible de los lobbys del petróleo o las negociaciones e intercambios entre partidos, Estados o representantes, monopolizan situaciones, a veces al límite y difícil de creer, en un administración madura y tan representativa democráticamente como la norteamericana.
Por si no fuera poco, en el ámbito personal, la situación tampoco está muy clara. Claire mantiene su relación con el escritor Thomas Yates, interfiriendo en cierta manera en su negocio personal con su marido Francis. Pero además, la investigación del periodista Hammerschmidt, empieza a encontrar ciertas pistas sobre el pasado del Francis, arrinconado no solo a la pareja sino también al siempre fiel Doug Stampel. Es en esta fase, donde encuentro cierto tufillo a culebrón en una fase de la que no se como saldrá victoriosa una serie compleja y que disfruta de grandes interpretaciones, pero que en su trama, comienza a notar cierto cansancio. Aún así la ambición de Claire podría sostener cualquier trama... y sobrevivir a cualquier situación, tanto personal como política.
Si bien la llegada de un siempre notable Patrica Clarkson en el papel de una oscura y retorcida subsecretaria de transporte, muy bien avenida con elementos empresariales en Oriente Medio, ha dado cierto frescor a algunos capítulos, la sensación es que la serie se dirige a un callejón sin salida, mediatizado por ciertas tramas tan complejas como increíbles. Aún así, y como comentaba antes, la calidad de los actores y actrices, así como el planteamiento impecable en los diálogos, hace que siempre sea interesante mantener el seguimiento de cada temporada, con sus altos y bajos. Veremos que nos trae la sexta entrega. Podría ser catastrófica para los Underwood y sus efectivos más cercanos, aunque como diría Francis, estos son prescindibles.


lunes, 28 de agosto de 2017

"El desierto de los tártaros" - Dino Buzzati

Giovanni Drogo, un joven teniente recién graduado en la academia, es destinado a una fortaleza allende la frontera, en el confín de un lugar llamado el desierto de los Tártaros. Desde que recibe su destino e inicia su viaje hacia la fortaleza, un diálogo continuo protagonizará esta experiencia personal, en la que se matizarán sus deseos como joven soldado junto al mero trascurrir del tiempo, ciertos problemas existenciales y sobre todo su resignación ante lo que acontece día a día en aquella bastión llena de monotonía, una amenaza que no termina de llegar, parejo al imparable pasar del tiempo entre guardias, descansos y tedio. Buzzati acomete un estudio profundo y frío sobre la levedad del ser humano y la comodidad de los seguro frente a la emoción de los inconcreto, pero emocionante.

En escasamente doscientas sesenta páginas, Dino Buzzati, con la excusa de contar la vida monótona en un fortín, presenta al lector en esta novela, una metáfora compleja en la que desarrolla con cierta desesperanza, el transcurrir del ser humano por la vida, personificado en la figura de un grupo de soldados que cumpliendo órdenes, tienen la única misión de vigilar una frontera en la que,  quién sabe, se podría sufrir la invasión de un país tan lejano como desconocido. Los oficiales cumplen su función, oteando el horizonte, organizando las guardias y aprendiendo las consignas de los retenes. Paralelamente a su función militar, en el día a día se refleja un futuro incierto en sus vidas. Algunos desean acudir al encuentro de un porvenir desconocido o prefieren vislumbrar un peligro y enfrentarlo. Una opción que traspasa meramente de la espera de lo que les pueda suceder con el devenir de los tiempos. Otros, simplemente se apacentan aceptando, con poco o ningún interés, lo que suceda o no suceda, sin tomar acción en su búsqueda. Esto sirve de excusa al escritor para realizar un profundo estudio de la existencia del ser humano y de las maneras de enfrentarse a sí mismo, a su entorno y sobre todo a la instrumentación de la libertad, o mejor dicho, a la falta de ella a la hora de tomar decisiones individuales, frente a las órdenes de sus superiores o a la norma colectiva. ¿Qué mejor contexto que el ejército y una posición de vigilancia para emular la vida de una persona y su día a día en la sociedad?

La lectura de este novela, puede resultar en algunos momentos deprimente, pero en otros, logra plasmar la esperanza del protagonista. Sin embargo conforme avanza la obra, la incertidumbre, lo inconcreto y la resignación terminan venciendo la resistencia, no excesivamente sólida, del teniente que deja pasar la vida y las ocasiones ofrecidas para cambiar su destino y dejar de actuar como su entorno... a la espera de que los acontecimientos vengan a él y no viceversa. En conjunto una novela muy interesante, que realiza una lectura de lo humano, en este caso, casi reprimido y rendido ante la sociedad mayoritaria. Hace pensar y mucho sobre el devenir del individuo en la sociedad y por ello la encuentro especialmente recomendable.

jueves, 24 de agosto de 2017

Daredevil - Volumen 2 - Marvel Saga 36 - "La Viuda" - Tomo 11

El tomo 11 de Daredevil de Marvel Saga publicado por Panini Cómics engloba los números del Volumen 2 USA 61-64, que son los correspondientes a las grapas números 66-69 de Marvel Knigths publicados en España a finales del 2005 e inicios del 2006. Con el título original "The Widow", estas cuatro grapas forman una historia conclusa en la que la Viuda Negra toma gran protagonismo. Como viene siendo habitual, a los mandos del equipo creativo, Brian Michael Bendis en el guion y el gran Alex Maleev a los lápices.
La Viuda Negra se verá inmersa en un intercambio planteado por la CIA para conseguir la custodia de Madame Hydra en EEUU. Para ello planteará a Nick Furia que entregue a la agente de SHIELDS. La Viuda buscará refugio junto a Matt Murdock, complicándole más aún su vida, enfrentada al liderazgo en Hell´s Kitchen, intentando mantener su identidad protegida frente a la prensa y, sobre todo, gestionando su relación con Milla Donovan, quien le ha planteado una separación definitiva. La presión mediática, la caza sobre la Viuda y la irrupción de Puzzle, un villano venido a más, hacen que esta historia esté plagada de acción, misterio y mucha tensión.
Con esta nueva entrega, de nuevo, Bendis y Maleev, han logrado acercar al lector una trama, que sin romper la línea argumental de la serie, introduce nuevos elementos que, sin despistar al aficionado, complementan a la perfección el planteamiento de desesperación y presión localizadas en la personalidad de Murdock/Daredevil. Los diálogos guionizados por Bendis siguen siendo brutales y efectivos, mientras el dibujo de Maleev, va a más, aportando espectacularidad y realismo. En definitiva, súper recomendable.